In memoriam 

Silvio Zavala: fundador, historiador, maestro

Clara E. Lida, CEH

Silvio Zavala, nacido en Mérida, Yucatán, el 7 de febrero de 1909 y fallecido en la Ciudad de México en 2014, dos meses antes de cumplir 106 años, fue un gran historiador mexicano, maestro de varias generaciones de reconocidos estudiosos de la historia del mundo americano. Además, destacó como impulsor, fundador y director de instituciones académicas y culturales, entre las cuales sobresale la fundación del Centro de Estudios Históricos de El Colegio de México, el 14 de abril de 1941, exactamente diez años después de la proclamación de la Segunda República española, en la que el propio Zavala se formó como historiador de la época colonial. Años después, a comienzos de 1963, siendo delegado de su país ante la UNESCO desde 1956, fue nombrado presidente de ese mismo Colegio que él había ayudado a fundar, frente al cual estuvo hasta 1966, cuando fue nombrado Embajador en Francia, lo cual lo alejó de México por varios años. Durante su presidencia se crearon el Centro de Estudios de Asia y África, que sería el primero en su género en el mundo hispánico, y el Centro de Estudios Económicos y Demográficos, años después dividido en dos.

Así, durante su larga vida, Silvio Zavala supo conjugar el servicio a su país, tanto dentro como fuera, con el trabajo del historiador, pero también, aunque de manera discontinua, con una indudable vocación docente. Si bien Zavala desempeñó cargos públicos, advirtió que el intelectual no se debe someter al poder, aun estando muy cerca de él, y que su obligación primera es defender su propia independencia, sin concesión a las presiones y seducciones que el poder político suele ejercer sobre individuos e instituciones culturales y académicas.

Como estudioso, Zavala transitó por temas diversos, desde el vasto territorio de la filosofía moral de los humanistas e ilustrados europeos hasta las ideas políticas de los socialistas y liberales del siglo XIX; desde indios y africanos hasta encomenderos y esclavistas; desde reformadores tolerantes hasta sus eternos enemigos. En este variado y rico universo no podía faltar el interés por el estudio social del lenguaje y sus transformaciones, así como por la palabra como vínculo fundamental de los individuos en sociedad.

Silvio Zavala también fue un verdadero maestro. Quienes fuimos sus alumnos conocimos al profesor cuya exigencia primera era el análisis riguroso del documento, la comprensión de los contextos y el conocimiento y valoración de las diversas visiones historiográficas con sentido crítico, selectivo y analítico. Su magisterio consistía también en moldear la vocación del estudiante, abriéndole nuevos horizontes y forjando palmo a palmo su formación intelectual. Fue respetuoso de quienes siendo sus alumnos éramos ajenos a sus temas y rara vez encontramos maestro más respetuoso de la vocación y de los intereses distintos y distantes.

A lo largo de su vida Silvio Zavala recibió numerosas distinciones en su país y en el extranjero. Destacaron doctorados honoris causa y nombramientos en Academias de la Historia de diversos países y el Premio Nacional de Historia. En 1993 recibió el Premio Príncipe de Asturias en Ciencias Sociales, otorgado por primera y única vez a un historiador latinoamericano (el propio Colegio de México lo recibiría en 2001). Este último reconocimiento fue la culminación de una vida excepcional de pasión y compromiso intelectuales con la historia, con la institución que ayudó a fraguar, con su país y con su mundo. Todo ello sin abandonar su amor por su lejana provincia natal, cuyo particular acento lo acompañó hasta su muerte.

Derechos reservados, El Colegio de México A.C. © 2020
Carretera Picacho Ajusco 20, Col. Ampliación Fuentes del Pedregal,
C.P. 14110 Tlalpan, Ciudad de México
Tel.: +52 55 54493000